jueves, 14 de marzo de 2013

Tren de La Foz de Lumbier

Túnel de entrada a la Foz de Lumbier
Túnel de entrada a la Foz de Lumbier
Por la Foz de Lumbier pasaba hacia el año 1911 el primer tren eléctrico de la Península Ibérica que unía la ciudad de Pamplona con Sangüesa en un trayecto de 58 kilómetros que duraba 2 horas y cuarto. Comenzó como mero transporte de madera picada desde la Selva de Irati para pasar a ser utilizado como tren de pasajeros hasta que en 1955 dejó de funcionar debido al avance de la presencia del transporte por carretera.
Este tren eléctrico se abastecía de energía gracias al río Irati y al Embalse de Iragua creado en 1921 para regular sus aguas y producir energía.

Hoy en día se mantienen bien conservados 6 kilómetros de su recorrido entre Lumbier y Liédena. Dos túneles perforados en la roca caliza que permiten entrar en la Foz y algunos tramos de vía terminando en las ruinas del llamado Puente del Diablo del siglo XVI. Será ya en Liédena donde encontremos más vestigios arquitectónicos de lo que fue y significó para esta zona la existencia “del Irati”.


En definitiva, las huellas de lo que fue en su día protagonista de reseñas en periódicos y enciclopedias de la época, han sido acondicionadas como vía verde, un terreno sin desnivel idóneo para pasear o recorrer en bicicleta y contemplar uno de los paisajes más hermosos de Navarra, liberarse del stress y respirar aire puro.

Para disfrutar de todo el norte navarro y vivir un escapada relajada y especial en contacto directo con la naturaleza, es ideal el hospedarse en las "Cuevas Bardeneras" de la localidad ribera de Valtierra donde un confortable alojamiento en el interior de la roca supondrá la guinda de nuestro viaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario